Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Buscando el asfalto que reduzca temperaturas en las ciudades

Noticias


Buscando el asfalto que reduzca temperaturas en las ciudades

Una empresa alicantina prueba con éxito un asfalto que reduce 2 grados la temperatura ambiente

Este tipo de materiales podría servir para paliar el aumento de temperaturas debido al cambio climático, como avanzó la Diputación en un estudio.

Todos hemos visto la imagen típica de un reportero friendo un huevo en el asfalto durante los días más duros del verano. La temperatura ambiente y la del asfalto es sinónimo de calor.

Pues bien, la alternativa ha llegado y ya se ha probado con éxito. Gracias a una composición de parafinas, ceras y productos similares, CHM Obras e infraestructuras, una empresa alicantina, es capaz de reducir dos grados menos de temperatura ambiente, hasta 15 grados menos de calor irradiado por el asfalto y cerca de tres decibelios menos de ruido.

Proyecto piloto

Un asfalto que ya ha sido probado en Murcia. En la capital murciana han utilizado este material que, además,  “incrementa la reflectancia solar en un 173%, y duplica la luminancia nocturna, lo que da una mayor sensación de seguridad a los peatones y conductores”, defiende la compañía. Por tanto contaríamos con un asfalto menos cálido, menos ruidoso y más luminoso durante la noche.

Estudio monitorizado

Tras tres años de monitorización constante, el consorcio formado por CHM y que incluye al Centro Tecnológico de la Construcción de la Región de Murcia (CTCON), el Ayuntamiento de Murcia, la Federación Regional de Empresarios de la Construcción de la Región de Murcia (FRECOM) y el Clúster de la Construcción de Eslovenia (SGG-CCS) ha llevado hasta Barcelona su nueva solución.

Durante este tiempo, Life Heatland, que así se llama el proyecto, ha registrado más de 6,5 millones de datos desde cuatro torres de medición, que cada 15 minutos y durante las 24 horas del día han controlado parámetros como la temperatura de la superficie del pavimento, la temperatura del aire, humedad, velocidad del viento, radiación solar, contaminantes atmosféricos, nivel de iluminación y ruido.

De Murcia a Barcelona

Tras comprobar “descensos de hasta 15ºC de la temperatura del asfalto, una reducción de 2ºC en el ambiente y disminución de tres decibelios de ruido», ahora, este nuevo pavimento frío será el suelo de 4.000 metros cuadrados de Barcelona.

“Este producto, al igual que el asfalto reflectante, también estaría en línea con las políticas de la descarbonización y desarrollo de nuevos productos sustitutivos amigables con el medio ambiente y la sociedad, mejorando tanto su origen como su posterior gestión como residuo y la calidad de vida de los ciudadanos”, explica la firma.